Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Un escenario que es orgullo y emblema de Paraná

El Teatro Municipal 3 de Febrero fue adaptado para albergar propuestas artísticas durante la pandemia. Bajo protocolo y con la virtualidad como una herramienta clave, convocó a hacedores de la cultura local para mostrar su trabajo, ponerlo en valor y acompañarlos en un contexto difícil y sin precedentes.
Agrandar imagen 3 fotos
La capital entrerriana tiene un patrimonio histórico, cultural y arquitectónico único, del cual sus edificios son una muestra. Uno de ellos es el Teatro Municipal 3 de Febrero, declarado Monumento Histórico Nacional en 2008, año en el que se cumplieron 100 años de su inauguración.

Ubicado en calle 25 de Junio, entre San Martin y Buenos Aires, el coliseo de la ciudad ha sido testigo de muchos de los acontecimientos fundamentales para la vida social y política de la ciudad. En ese devenir, desde marzo del 2020 no es ajeno a la pandemia por Coronavirus que azota al mundo.

Fue momento de frenar la actividad y de repensar formas y herramientas. Así, mientras la situación sanitaria lo permitió, sus tablas fueron escenario para grabaciones de ciclos de música, teatro, danza y literatura que luego se transmitieron por streaming para toda la ciudadanía.

Con la aplicación de los protocolos y la sanitización correspondientes (sin público, con uso de alcohol en gel, toma de temperatura, barbijo obligatorio, trabajo por burbujas, entre otras acciones), el Teatro Municipal 3 de Febrero fue adecuado como un espacio sanitario seguro. Además, su personal fue capacitado por el área de Salud de la Municipalidad respecto a las nuevas medidas sanitarias.

En cuanto a equipamiento y operatividad, se dispuso sonido, iluminación y cámaras, además de técnicas y técnicos preparados para acompañar a las y los artistas. El registro y la edición fueron realizados por personal municipal y el material, difundido a través de los canales y las redes oficiales de la Municipalidad y la Subsecretaría de Cultura.

“La intención fue visualizar que la producción artística local continuó a pesar de la pandemia”, explicó el director del Teatro Municipal 3 de Febrero, Oscar Lesa. En ese sentido, se hicieron convocatorias abiertas para participar de los ciclos y en cada caso se implementó un cachet.
Así, por un lado se pudo acompañar a la ciudadanía con contenidos locales durante el aislamiento social; y por otro, convocar a los hacedores y las hacedoras de la cultura local a mostrar su trabajo en un entorno cuidado, percibiendo una retribución económica por ello.

Actualmente, la producción continúa con los ciclos Concierto de Sábado, Mucha Más Música, La Voz del Agua y El Vuelo de la Kuttel, con grabaciones próximas a emitirse y a la espera del regreso de las funciones presenciales, bajo protocolo y con cupos máximos permitidos.

La pandemia trastocó todos los aspectos en que la vida se desarrollaba y como consecuencia, restringió la posibilidad de disfrutar de manera presencial de espectáculos artísticos. El futuro depara preguntas pero un deseo real: seguir cuidando la salud para que un día, público y artistas vuelvan a habitar un mismo lugar y un escenario donde ocurre la magia del arte y la expresión, eso que nos hermana a pesar de la distancia.

Teclas de acceso