Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Promueven que recuperadores urbanos puedan finalizar sus estudios primarios

Tras la firma de un convenio entre la Municipalidad y el Consejo General de Educación, integrantes de la Cooperativa Nueva Vida comenzaron las clases en la Escuela Los Nazarenos del barrio San Martín. El objetivo es favorecer la igualdad de oportunidades.
Agrandar imagen 2 fotos
El acta fue rubricada por Facundo Varrone, subsecretario de Ambiente y Acción Climática; Elvira Armúa, directora de Educación de Jóvenes y Adultos del CGE y Margarita Merlach, apoderada legal de la Fundación Puentes, que presta el espacio de la Escuela Privada Nº 261, Los Nazarenos para que se dicten las clases. También estuvieron presentes Shai Bejar, director de Programas Especiales de Residuos Sólidos Urbanos y Mauricio Domingo Portillo, integrante de la Cooperativa Nueva Vida.

Participan doce integrantes de la cooperativa de recuperadores que opera en la Planta Municipal de Separación y Tratamiento de Residuos Manuel Belgrano.

“Esto forma parte de la política que tiene el Municipio, a través de la Subsecretaría de Ambiente, de incluir a las cooperativas y propender a la igualdad de oportunidades a través de la educación y la promoción del trabajo cooperativo”, destacó Varrone.

Además, con la firma del acta, se les entregó lápices y cuadernos con hojas de papel reciclado, que son producto de un proceso industrial que tiene como materia prima el papel recuperado por los cooperativistas.

La propuesta de la Municipalidad es acompañar a las cooperativas de recuperadores con talleres de capacitación y, en este caso, que puedan también cumplimentar los estudios primarios para brindarles otras herramientas de formación. “La idea es seguir con estos procesos transformadores para un sector que, con su trabajo, procura a la ciudad un ambiente más saludable", concluyó el funcionario.

Las personas inscriptas ya cursan sus estudios bajo protocolo, hasta diciembre y a través del Plan FinEs.

Además se acordó con el CGE realizar un trabajo en red con las instituciones para un seguimiento y acompañamiento a la trayectoria de los estudiantes garantizando, no solo el ingreso, sino también la permanencia y el egreso.

Elvira Armúa, directora de Educación de Jóvenes y Adultos del CGE, valoró el compromiso de la Municipalidad en el tema. “Valoramos estas acciones porque nuestro objetivo es garantizar el derecho al acceso a la educación para todos”, señaló.

Griselda Di Lello, vocal del CGE, destacó que las clases se dictan en el territorio donde trabajan los y las cooperativistas, en el barrio San Martín. “Se está generando un lugar donde ellos trabajan, un espacio para que puedan finalizar sus estudios primarios y este acta es una propuesta superadora para ampliar derechos”.

Mauricio Domingo Portillo, integrante de la cooperativa de recuperadores Nueva Vida, contó que lleva 6 años trabajando en la planta de separación de residuos sólidos urbanos y que antes, lo hacía en el Volcadero.

“Es una mejoría para que mis compañeros se motiven a terminar la escuela. Estamos contentos y quiero agradecer al Municipio que siempre nos acompaña. Tengo 40 años y digo que nunca es tarde para llegar al objetivo, siempre que haya ganas y voluntad”, expresó.

Teclas de acceso