Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Paraná tendrá su primer invernadero agroecológico

Se construirá en el predio del CIC II Este, donde ya hubo una capacitación en huerta agroecológica, compostaje y economía social. Fue gestionado por la Municipalidad, en el marco del programa Potenciar Trabajo.
Agrandar imagen 2 fotos
El invernadero tendrá una dimensión de 13 por 4 metros. Allí se producirán plantines agroecológicos para su posterior comercialización en ferias y dentro de la economía social.

Como cierre de las jornadas de capacitación, se entregaron no sólo los certificados, sino también indumentaria y herramientas de trabajo a las 20 personas que las finalizaron, en su mayoría mujeres y, muchas de ellas, a cargo de la economía familiar. Bajo protocolo, el acto se desarrolló en el CIC II Este.

“Nos llenan de expectativas estas actividades porque brindan conocimientos y herramientas para poder dinamizar la economía familiar y social con la producción agroecológica. Además se está dando la posibilidad de encarar un emprendimiento social”, destacó la secretaria de Política Sociales, Inclusivas y Comunitarias, Carina Ramos.

La subsecretaria de Economía Social, Fernanda Romero Carranza, valoró que "pese a los difíciles momentos que estamos atravesando, pudimos finalizar con las capacitaciones teóricas", en el marco del proyecto socio- productivo del Potenciar Trabajo denominado Hacia una Producción Sostenible de Alimentos. "Ahora queda poner en práctica lo aprendido y que los titulares puedan desarrollar el emprendimiento agroecológico”, agregó.

La práctica de lo aprendido comenzará con la construcción del invernadero y la producción de plantines de estación. "Será el primer invernadero de estas características en Paraná, ya que hoy la mayoría de los plantines se compran en Santa Fe”, explicó Maximiliano Laferrara, responsable del área de Pro Huerta de la Subsecretaría de Economía Social.
Testimonios
María Marta, que participó de la capacitación, dijo que fue una "muy buena experiencia" donde "no solo aprendí lo que es cultivar y armar una huerta sino también sobre economía, algo que puedo volcar a mi vida diaria, para tener una alimentación sana y como una salida laboral".

María, otra integrante de la capacitación, detalló que aprendió sobre semillas, cultivo y que se visitó el Vivero Municipal "para conocer cómo se monta un vivero, cuáles son las herramientas que se necesitan y también la organización del trabajo en la parte económica", y concluyó: "Este programa nos permite tener una salida laboral concreta”.

Teclas de acceso