Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

La producción de agua potable se normaliza y se restablece progresivamente el servicio en sectores afectados

Desde anoche volvió a operar la planta de avenida Ramírez, que aporta casi el 20 % del total del caudal potabilizado y distribuido en la ciudad, luego de los trabajos de reparación de una bomba extractora de agua cruda en la Toma Nueva, y la profundización de un canal de succión en el muelle 1. Se estima que durante la mañana, paulatinamente el suministro llegue con normalidad a los hogares afectados en los últimos días.
Agrandar imagen 2 fotos
En las últimas horas de la noche del martes, personal municipal de Obras Sanitarias concluyó los trabajos que venía ejecutando desde hace varios días en el muelle de captación de agua cruda para ser potabilizada en la planta de avenida Francisco Ramírez, a partir de los inconvenientes producidos por la histórica bajante del río Paraná.
Había resultado afectado el muelle 1, ubicado más cerca de la costa -el otro muelle, el Nº 2, con cinco bombas y aguas adentro, abastece a la planta Echeverría-. Allí debieron concretarse, por un lado, la reparación de la bomba de succión que había sido afectada por la falta de llegada del caudal del río, y por la acumulación de sedimentos, y se ejecutó también un nuevo canal de acceso de agua, de mayor ancho y profundidad que el que se había realizado semanas atrás.
Con ambos trabajos ya finalizados, se restableció la potabilización de agua en la planta del Cristo Redentor, que produce 1.300 metros cúbicos de agua potable por hora. Desde allí –junto con el aporte de la planta Echeverría, que tiene una producción de 7.700 metros cúbicos- se atiende la demanda del casco céntrico, de los barrios altos de la ciudad, y también se derivan flujos de agua hacia el centro de distribución ejército, que provee del suministro a San Agustín y Bajada Grande.
Se estima que durante la mañana se irá paulatinamente restableciendo la normal prestación del servicio, en esos sectores urbanos de la ciudad que habían sido más afectados en los últimos días, por la merma de producción del vital suministro.
Desde la Subsecretaría de Saneamiento de la Municipalidad de Paraná se destacó la tarea realizada por el personal, a lo largo de casi cuatro días, y el apoyo de otras áreas municipales dependientes del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos.

Teclas de acceso