Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Incorporarán tecnología para optimizar la red de agua

Se busca modernizar el sistema para brindar un mejor servicio. Este jueves se abrieron los sobres de la licitación. "Es una obra que no se ve pero fundamental para solucionar los problemas de roturas y pérdidas que tenemos en Paraná", sostuvo el intendente Adán Bahl.
Agrandar imagen 2 fotos
La apertura de sobres se realizó este jueves en Casa de la Costa. Las empresas que se presentaron fueron cuatro: Ginsa S.A, Del Litoral S.A., Oicsa S.A. y Cemyc Ute, Nexo Obras y Servicios S.A.

Es la primera etapa del Plan Integral de Optimización del Funcionamiento de la Red de Agua Potable, y será financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA).

El objetivo es sectorizar la red en la ciudad, esto es, no afectar con cortes a más barrios por trabajos puntuales. Además, poder cuantificar la presión y el caudal en cada zona y prever así pérdidas y roturas.

El intendente Adán Bahl remarcó que es una obra "que no se ve, pero fundamental para solucionar los problemas de roturas y pérdidas que tenemos en Paraná".

Luego agradeció "el acompañamiento del Gobierno nacional; del Ministerio de Obras Públicas; del gobernador Gustavo Bordet; y del ENOHSA y su titular, Enrique Cresto, para avanzar en el Plan Director del Agua de Paraná y llegar con el servicio a todos los barrios". Y afirmó: "Vinimos a ordenar y modernizar la ciudad, para que los vecinos tengan cada vez mejores y mayores servicios. Estamos cumpliendo con nuestra palabra”.

"Las cañerías en Paraná son muy antiguas y por eso los caños se rompen permanentemente", añadió y concluyó: "Estamos trabajando en soluciones integrales y definitivas, y ordenando la infraestructura de saneamiento desde la base".

El gerente de ENOHSA Mesopotamia, Mauro Díaz Chávez, presente en el acto, reconoció "el trabajo del intendente Bahl y todo su equipo técnico" porque "gestionaron las obras y no se quedaron en los proyectos, sino que empezaron a trabajar rápidamente; y eso es digno de destacar porque genera la cantidad de obras que se vienen realizando en Paraná".

"Los ciudadanos de Paraná tienen que estar tranquilos porque están en buenas manos y la incorporación de esta tecnología al agua potable va a significar que no se desperdicie tanta agua. En este contexto tan complejo de sequía y bajante del río, es algo muy importante para mantener los caudales y que el servicio pueda ser contínuo", agregó.

Maximiliano Argento, secretario de Obras Públicas, explicó que es una obra "de redes inteligentes, muy importante para Paraná", y agradeció al Gobierno nacional "porque podemos lograr este tipo de obras en el marco de un plan estratégico que se viene desarrollando desde el inicio de gestión en la red, tanto de agua como de cloaca”.

Detalles
El subsecretario de Obras Sanitarias, Juan Pablo Arroyo, informó que la obra consiste en incorporar tecnología (válvulas y caudalímetros) a la red de agua para realizar dos funciones importantes:

Por un lado, sectorizar la ciudad. "Ya hemos visto que cada vez que tenemos que hacer una intervención, por una rotura de cañería o por necesidad de mantenimiento, tenemos que cerrar el agua en algunos de los centros distribuidores de la ciudad, con lo cual dejamos áreas importantes sin servicio. Además de que después se necesita mucho tiempo para recuperar el sistema. De este modo, se van a hacer maniobras de válvulas puntuales para intervenir en un pequeño sector de la ciudad y no tener que dejar a gran parte de la ciudad sin agua”, explicó.

Además, "va a permitir medir la presión y el caudal que va a pasar por la cañería para poder detectar de manera temprana alguna pérdida. También para censar y tener estadísticas de cuáles son las zonas que más agua consumen, si hay derroche, y todos los datos estadísticos que podamos sacar para optimizar el servicio”, finalizó Arroyo.

Detalles del proyecto Redes Inteligentes Etapa l (Agua)
El actual estado de producción y distribución de agua potable de la ciudad de Paraná consta de dos sistemas de captación:

* Muelle de Toma l (de más de 100 años de antigüedad, en funcionamiento).

* Muelle de Toma ll (data de los años 80, en funcionamiento).

Las plantas de potabilización vigentes son la de Ramírez y Echeverría. La primera alimentada por Toma l y la segunda por Toma ll.

El proyecto contempla las pérdidas en las redes, las cuales pueden ser tanto en las redes maestras como en la distribución de menores diámetros, además de un derroche producto de un mal hábito cultural.

El primer problema a solucionar son las pérdidas que no se encuentran cuantificadas en la actualidad. El segundo es la falta de sectorización en las redes, tanto maestras como subsidiarias, que permitan realizar las reparaciones sin corte general del servicio de dotación de agua potable a la población.

El objetivo de la obra es cuantificar presiones y caudales por un sistema SCADA (Sistema de Control a Distancia) que transmitirá los datos al centro de monitoreo, ubicado en la actual sala de monitoreo de estaciones de bombeo, ubicada en el establecimiento potabilizador Ramírez.

Además de la resolución de la sectorización de cañerías.

El universo que comprende esta primera etapa serán cañerías de 900 mm a 350 mm.
Incorporarán tecnología para optimizar la red de agua

Teclas de acceso