Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Darán valor agregado al plástico reciclado en la Planta de Clasificación de Residuos de la Municipalidad

La Facultad Regional Paraná de la UTN producirá bloque cementicios para cerramientos y construcciones. Se trabajará en conjunto con la Cooperativa de Recuperadores Urbanos Nueva Vida y la Subsecretaría de Ambiente y Acción Climática.
Agrandar imagen
La inicitiva es parte de un Proyecto de Innovación Tecnológica seleccionado por el Ministerio de Ciencias, Tecnología e Innovación de la Nación.

La propuesta de la Universidad es triturar el material plástico para la obtención de escamas y su posterior utilización para la conformación de bloques cementicios que podrán utilizarse en cerramientos para viviendas y otras construcciones. De esta manera, el proyecto avanza en un triple impacto: económico, ambiental y social.

La convocatoria PFI 2021 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación tiene por objeto dar solución a problemas sociales, productivos y ambientales concretos, de alcance municipal, provincial y regional, a través de proyectos de generación y transferencia del conocimiento científico-tecnológico, presentados por distintos actores del sector público y privado.

A partir del proyecto seleccionado, un equipo de trabajo del Laboratorio de Ensayos de Materiales de la Facultad trabajará en conjunto con la Cooperativa de Recuperadores Urbanos Nueva Vida y la Subsecretaría de Ambiente y Acción Climática de la Municipalidad para desarrollar un sistema integral para el agregado de valor al plástico PET recuperado en la Planta de Clasificación de Residuos de la Municipalidad de Paraná.

La UTN recibirá un Aporte No Reembolsable de 2.000.000 de pesos, con los que se adquirirán maquinarias, materiales e insumos necesarios.

También contempla la transferencia por parte del equipo de trabajo de la FRP-UTN de conocimientos tecnológicos y productivos acerca de la fabricación de bloques cementicios PET a los socios de la Cooperativa Nueva Vida a través de un programa de capacitaciones.

“Es un proyecto muy importante para Paraná y sin dudas para los recuperadores. Este equipamiento quedará para la planta, una vez que se verifique que está todo funcionado. El objetivo es la transferencia de tecnología y conocimiento hacia poblaciones en situación de vulnerabilidad, en este caso para quienes integran la cooperativa Nueva Vida”, destacó Shai Bejar, director del Programa Girsu, de la Subsecretaría de Ambiente y Acción Climática, que depende de la Secretaría de Políticas Sociales, Inclusivas y Comunitarias.

Teclas de acceso