Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Continúan este martes los trabajos de dragado y reparación de bomba en la Toma Nueva

Personal de Saneamiento trabaja en el armado de la bomba extractora del muelle 1, que envía agua cruda para que sea potabilizada en la planta de avenida Ramírez. Al mismo tiempo se ejecuta un nuevo canal de ingreso de caudal del río a ese sector. Si el tiempo lo permite, las tareas podrían concluir sobre el fin de la jornada de este martes. Finalizó ayer lunes la reparación de otra bomba y la planta potabilizadora Echeverría opera con normalidad.
Agrandar imagen 4 fotos
La bajante histórica del río Paraná viene ocasionando desde hace varias semanas distintos inconvenientes en la Toma Nueva, la zona de captación de agua para su posterior potabilización. El muelle 1, que se encuentra más cerca de la costa, sufrió la falta de llegada del caudal del río y además, la acumulación de sedimentos provocó la rotura de la bomba extractora. A ello se sumó que una de las cinco bombas del muelle 2 –construido para la nueva planta potabilizadora, metros más adentro del río-, padeció la misma situación.
Ello derivó en los últimos días, en un menor nivel de producción de agua potable para su distribución en la ciudad.
Frente a esta situación, operarios de Obras Sanitarias ejecutan desde hace varios días distintos trabajos tendientes a normalizar el servicio público, en un contexto de bajante cada vez más pronunciada, que agrava la situación.
Por ejemplo, se está realizando un nuevo canal de acceso de agua hacia el muelle 1, que es el que provee de caudal para potabilizar en la planta de avenida Francisco Ramírez. Semanas atrás se había efectuado una tarea similar, pero con el río cada vez más bajo, se trabaja hoy en un nuevo ensanche de alrededor de 8 metros, por más de 2 metros de profundidad.
El director del área Técnica Operativa de la Subsecretaría de Saneamiento municipal, Eduardo Kunzi, informó que si las condiciones meteorológicas lo permiten, esa tarea de dragado que ejecutan máquinas sobre el río, podría estar concluida sobre el fin de la jornada de hoy. Del mismo modo, agentes de Obras Sanitarias realizan desde ayer el armado de la única bomba que opera en ese muelle más antiguo -que extrae el agua cruda y la deriva hacia la planta potabilizadora de avenida Ramírez-, que también podría terminarse hoy.
Así, el servicio de agua potable podría comenzar a normalizarse desde mañana, de no mediar nuevos inconvenientes o si las inclemencias meteorológicas no impiden el avance normal de los trabajos.
Kunzi explicó que desde anoche, tras repararse la bomba que había resultado afectada en el muelle 2 –son cinco en total-, la planta potabilizadora Echeverría opera con normalidad.
Actualmente, en el abastecimiento del servicio en la ciudad está faltando el suministro que se potabiliza en la planta Ramírez. Por ello, la menor presión de agua potable continuará afectando hoy a sectores como el casco céntrico, barrio Paraná V, kilómetro 5 y 1/2, San Agustín y Bajada Grande. Esas áreas hoy son atendidas con suministro que aporta la planta Echeverría, y que deriva hacia Ramírez y al centro de distribución Ejército.
Con el objetivo de lograr que el suministro llegue a todos los hogares, personal de Obras Sanitarias realiza sectorización de presiones, mediante la regulación de válvulas, hasta tanto opera nuevamente la planta potabilizadora Ramírez, tras concluirse los trabajos en el muelle 1.
Mientras tanto, se solicita a la comunidad que realice un uso racional del suministro, para garantizar el abastecimiento para toda la población.

Teclas de acceso