Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Finalizó reparación de cañería distribuidora de agua potable

Personal de Obras Sanitarias concretó dos arreglos de un acueducto de 150 milímetros, en calle Santos Domínguez casi Unamuno, que afectó por unas horas la distribución del suministro en barrios del este de la ciudad atendidos desde el centro de distribución Parque del Lago.
Agrandar imagen
Los trabajos se habían iniciado en las primeras horas de la tarde de este jueves. Para ello se debió interrumpir la distribución de agua potable desde el centro de distribución Parque del Lago, afectando a los barrios Gazzano, Los Gobernadores, Newbery Este y Oeste, Parque Mayor, Capibá, 199 Viviendas, Nuestra Señora De Loreto y aledaños. También, por un par de horas, se registró menor presión en Paraná V y en avenida Almafuerte, ya que se debió detener el caudal que llega a esa zona desde la planta potabilizadora de avenida Ramírez, para encarar el arreglo en la red distribuidora.
La tarea en calle Santos Domínguez, cerca de su intersección con calle Miguel de Unamuno, consistió en la colocación de una junta sobre el tramo del acueducto de 150 milímetros que presentaba la fisura. Finalizada esa intervención, los trabajadores debieron encarar un nuevo arreglo en otro tramo de la misma cañería, tras detectarse la avería luego de efectuadas las pruebas de funcionamiento de la red.
Se estima que la normalización del servicio en los barrios del este demandará un par de horas, ya que se deben recuperar caudales y reservas en el centro de distribución Parque del Lago, para aportar a la red; mientras que en Paraná V y en Almafuerte será más rápida la normalización, ya que se atiende a la zona por sistema de bombeo.
Obligatoriedad de tanques de reserva
Además de la necesidad de que la población haga un uso racional del suministro, Obras Sanitarias recordó que acuerdo con las disposiciones reglamentarias correspondientes, toda vivienda con frente a la red distribuidora y librada al servicio público, deber contar obligatoriamente con un tanque de reserva.
Precisamente, la presencia del tanque domiciliario actúa ante cualquier eventualidad en la provisión del servicio, y además también cumple la función de decantación de partículas disueltas en la red distribuidora.
Esta disposición vigente implica que en caso de interrupción momentánea del suministro del servicio, las viviendas no se quedan sin el vital elemento, ya que cuentan con ese reservorio que les permite afrontar el uso del agua para las distintas necesidades de la vivienda.
La advertencia es recurrente, debido a que se han detectado en muchos casos de viviendas sin tanque domiciliario, particularmente aquellas construidas en los últimos años.

Teclas de acceso